Todos somos niños, pero con el ritmo rápido de la vida moderna, a menudo nos olvidamos de eso. En nuestro museo, le sugerimos que se sienta como un niño pequeño y con la mente preparada para sumergirse en el mundo de las ilusiones.

Los adultos pueden sentirse como niños, los niños se reencarnarán en personajes de cuentos de hadas, y los visitantes más jóvenes siempre podrán divertirse en una sala infantil especialmente equipada bajo la supervisión de personal que estará pendiente de ellos.

Ilusiones visuales, música que puedes escuchar no solo con tus oídos, un interesante juego de luces y sombras ...... Todo esto y más lo encontrarás visitando nuestro museo interactivo de ilusiones de Málaga.

¡No olvides traer una cámara!!